Actas Sábado 11-06-2011

11 junio, 2011 por politicalargoplazoacampadasol

–Orden del día:

Redactar un texto que resuma lo que se ha hecho en este tiempo en la asamblea.

–Se propone empezar por la cuestión del anticapitalismo, que debe explicarse de manera que no produzca rechazo.

–Se lee un texto que alguien había preparado en casa.

–Se proponen diversas correcciones y matizaciones del texto, al hilo de lo cual surgen también otras cuestiones más o menos relacionadas, que se resumen aquí:

-Importancia de las formas más que de los objetivos. La asamblea no es sólo un medio sino también un fin.

-La asamblea no es sólo un órgano de decisión sino también de acción.

-¿Cuál es la relación de las asambleas con el campamento de Sol? ¿Puede la asamblea decidir sobre la acampada si la acampada no está vinculada a la asamblea?

-¿Cómo podría esta asamblea comunicarse con el resto de las asambleas de los barrios?

-El asunto de la indefinición debe argumentarse: la tentativa de definición, como es imposible de conseguir, es un esfuerzo vano y paralizante. Cualquier forma de definición significa la imposición de unos límites (que son siempre falsos).

-También lo del anticapitalismo debe ampliarse, porque tiene muy mala fama. Se discute si debe sustiturse lo de capilalismo por dinero. Discusión sobre las diferencias y parecidos entre una y otra cosa. Se añade lo de la lucha contra cualquier forma de mercantilizar la vida.

-Se añade lo de “autogestión” a lo de “apañárselas”. ¿Qué es preferible, el tecnicismo o el lenguaje corriente? Se discuten otros términos (“organización”, “patriarcado”) en este sentido.

Intento de reproducción más detallada de la discusión de estas cuestiones:

–Se propone incluir el trabajo en las formas. No hay objetivos comunes. Se trata de cuidar las formas, para cualquier objetivo y acción. No tenemos un fin: el fin es el medio.

–Hay que dar la imagen de que somos un movimiento organizado (“Por sus detalles los conoceréis”).

–Se insiste en que el medio es el fin: la asamblea no es sólo un instrumento: es el medio y es el fin (en esto coinciden política a corto y a largo plazo). Es importante la horizontalidad y no repetir las formas del poder.

–Hay que dar ejemplo: no se puede hacer un campamento, hacer ciertas comisiones … Las cosas se hacen como se deben hacer, y así la gente que nos odia se pone de nuestro lado.

–Pero el campamento no es el movimiento: ha sido una herramienta. La descentralización es el paso siguiente. Cada asamblea es soberana. El movimiento no es Sol.

–El movimiento no es Sol. Los problemas del campamento hacen que la gente no vaya a confiar en nosotros.

–Pero esos problemas ya estaban en Sol antes del campamento.

–Resume el moderador: la sostenibilidad del movimiento radica en el asamblearismo.

–La asamblea no es sólo un medio de toma de decisiones, es también de acción (sin necesidad de llegar a consensos). Es una herramienta más, es un megáfono para hacernos eco.

–Se añade al texto lo de la asamblea como medio y fin y lo de la asamblea como medio de acción.

–Prefiere quitar lo del medio y el fin, que son cosas de filósofos.

–¿La asamblea quién es? ¿Por qué se separa la asamblea de la acampada? La gente de la acampada tendría que ir a las asambleas.

–No estamos hablando de la acampada sino del movimiento, que es asambleario.

–Hay que vincular la asamblea a la acampada.

–Se podría reestructurar la acampada para que no entre cualquiera.

–Eso es inflexible (?)

–No se está hablando de la acampada, sino del texto. De la acampada ya hemos hablado demasiado.

–En esta asamblea no se deja a la gente hablar [Se va.]

–Los acampados se sienten abandonados por el movimiento.

–Si la acampada no está vinculada a la asamblea, la asamblea no puede decidir sobre la acampada.

–La asamblea debe ser flexible y permitir que se hable libremente.

–Llevamos un mes en que nos presionan continuamente en las asambleas [generales] por conseguir una productividad. Habría que cambiarlo.

–Es preferible esperar a ver qué pasa con las siguientes asambleas generales porque es de creer que su funcionamiento cambiará.

–Dos cosas: 1) hay que unir las luchas; 2) nos negamos a meternos en un marco.

–A lo mejor no queremos unirnos a cualquier lucha.

–Habría que tener un portavoz y llevar las propuestas [y lo que se hable en esta asamblea] a los barrios. Y que haya un feedback.

–Cada barrio que se organice por su cuenta.

–Algunas cosas concretas ya se están llevando a las asambleas de los barrios. No somos suficientes para enviar un portavoz a cada barrio.

–Propone mandar la información sobre esta asamblea a los correos de los barrios.

–Corregir y argumentar mejor en el texto el punto sobre la indefinición: se discute la indefinición, la imposibilidad e ineficacia de cualquier intento de definición, el concepto de unidad, de pueblo, etc.

–El pueblo no es una unidad, el pueblo no puede ponerse de acuerdo nunca, el pueblo es plural.

–El pueblo está unido ahora mismo: todos estamos de acuerdo en que los de arriba no nos representan.

–La unidad no es estar perfectamente de acuerdo, sino apoyarse. También nos unen la no violencia y la horizontalidad.

–No está tan de acuerdo con la no violencia. No son necesarios objetivos: lo que nos une es sólo lo negativo; en cuanto nos ponemos a lo positivo, la cosa falla. No verticalidad = no consensos. Sólo oponerse al poder.

–Entonces el NO es la unión.

–Hay que introducir esta cuestión de la indefinición en la asamblea general. El modo de lucha del pueblo es sólo la oposición.

–La asamblea es libre y abierta y por tanto no tiene legitimidad para invitar (que es lo que el texto decía) a nadie a asistir a ella, sino en todo caso para animar.

–“Animar” es infantil.

–Se discute un poco y se cambia “invitar” por “animar”.

–Las definiciones son siempre excluyentes.

–La unidad es mentira, y además no puede conseguirse.

–Tras varios intentos fallidos de corrección, se elimina una parte del texto original (“No sabemos quién somos ni queremos saberlo: tenemos cosas más importantes que hacer”) y se añade: “La tentativa de definir el movimiento, como es imposible, sólo puede ser un esfuerzo vano que lo paralice. Cualquier definición supone una imposición de unos límites que son en el fondo falsos”.

–Prefiere hablar contra el dinero que contra el capitalismo.

–Otros prefieren “capitalismo” o “anticapitalismo”.

–Surge una discusión sobre la diferencia entre dinero y capitalismo, si uno es un concepto más amplio que el otro (sosteniéndose tanto que es más amplio el de ‘capitalismo’ como que el de ‘dinero’) o si son lo mismo, sobre si el dinero puede servir para algo bueno, si puede ser un mero instrumento neutro o si no.

–Se apunta que también la palabra “patriarcado” es un término demasiado culto que mucha gente corriente no entendería.

–Habría que matizar lo del anticapitalismo, porque estos términos están cargados de connotaciones negativas.

–Pero ahora eso nos mete un poco en un lío, aunque es cierto que tendríamos que tratarlo más adelante.

–‘Anticapitalista’ es un término que genera rechazo, pero es el término.

–A veces se usa ‘capitalismo’ para no decir dinero. Porque no nos atrevemos a decir ‘dinero’.

–El capitalismo es más que el dinero.

–El dinero es más que el capitalismo: hay países no capitalistas en los que se usa el dinero.

–Pero esos países forman parte también del sistema capitalista.

–El uso de dinero es más antiguo que el capitalismo.

–Hay formas de dominación propias del capitalismo.

–También están las fronteras, y no sólo el dinero: hay otros problemas.

–Las relaciones sociales se sustentan sobe una base económica. En otras épocas el dinero era un medio. El burgués que conseguía un estatus uniéndose a la nobleza dejaba de trabajar. Ahora el estatus lo da el dinero.

–Pues entonces tampoco hay tanta diferencia.

–Se propone introducir en la discusión un tercer concepto: el de propiedad privada, que precede al dinero, de la misma manera que éste precede al capital.

–No es tan sencillo.

–Es una discusión complicada. Que se incluya en este texto que estas cuestiones siguen hablándose.

–Ya está incluido.

–El capitalismo es una palabra tabú pero que debe usarse: es la palabra más clara.

–Insiste en que en el capitalismo hay más que dinero: por ejemplo, la mercantilización de [la vida / las personas?]

–Pero ahí está el dinero: la fuerza de trabajo se vende por dinero.

–Se pretende que todo es intercambiable por dinero.

–Propone añadir al texto lo de la mercantilización de la vida, que supone una explicación de lo del capitalismo.

–Sí: añadir a lo de “el capitalismo y el patriarcado” “y cualquier otra forma de mercantilización de la vida”, que además pega con lo de estar en contra del patriarcado, que tiene que ver con la mercantilización de las mujeres.

–“Mercantilizar la vida” suena mejor que “mercantilización de la vida”.

–Se añade al texto “y cualquier otra forma de mercantilizar la vida”.

 

–Se propone sustituir lo de “apañárselas” por lo de “autogestión”. Pequeño intercambio de pareceres:

–es preferible usar el lenguaje corriente.

–es preferible el empleo de tecnicismos al uso de un lenguaje tan popular, que puede llevar a caer en el populismo.

–se llega a la solución de compromiso de poner en el texto las dos cosas.

 

–Se propone cambiar “organizar” por “saber hacer”.

–Pero en el texto no pega.

 

–Se lee el texto por última vez con todas las correcciones y se lo queda un compañero para publicarlo en la red.

 

–Quedamos para mañana a las 6 de la tarde.

Anuncios

Textos colectivos

Archivos

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 149 seguidores

Noticias

RSS Toma los barrios

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.