Actas Jornadas de Debate, lunes 25 de julio de 2011: Vida Cotidiana

25 julio, 2011 por politicalargoplazoacampadasol

Actas del GT Política a Largo Plazo, Jornadas de Debate, lunes 25 de julio de 2011 (8: 30-12): Vida Cotidiana

Turno 1- Existen comportamientos aprendidos del poder que limitan la libertad del individuo. Dentro de nuestro estilo de vida legitimamos a veces el estado de cosas (p.ej. al consumir). Hay que tomar conciencia de cómo el capitalismo nos impone formas de ser y de vivir, y a la vez a ser indulgentes con ciertos tipos de vida inofensivos para el sistema (drogas “blandas”, new age, etc.). Pero esos estilos de vida no se consentirán si atacan al núcleo del sistema.

T 2. – Se ha producido una destrucción sistemática de las fiestas populares, p.ej. las fiestas del 2 de mayo en Madrid, que eran en la calle y que han sido mermadas por miedo al botellón o al desorden, se han institucionalizado. En Las Vistillas ya va todo por concesiones a grupos pagados por el ayuntamiento, se piden licencias, se ponen horarios y se imponen pautas desde arriba.

T 3.- Cualquier forma de vida alternativa es reabsorbida por el sistema y convertida en moda (p.ej., el Día del Orgullo Gay) donde al final acaba triunfando la iniciativa privada. Es el paradigma de la sumisión, tanto física como psíquica. Incluso derechos más básicos se convierten en mercancía del sistema (la industria farmacéutica, la curación de síntomas como parche o los transgénicos). Salir del rol de la sumisión y la manipulación no es fácil. Teorizar es necesario, pero también intentar cambiar nuestro condicionamiento. Hay que rescatar lo viejo (formas de interrelación humana anteriores al esclavismo del neoliberalismo, asistencia mutua) y buscar nuevas soluciones: talleres de concienciación, intercambio de ropa, bancos de tiempo, pero esto tampoco parece suficiente. Es una lucha constante que exige gran concienciación y organización. La dominación psicológica del sistema es el punto clave para que el poder de los barrios no se disperse. Delegar el poder de decisión es una vía hacia el suicidio literal o figurado. Hay que renunciar también a algunas comodidades.

T 4. – Se habla mucho del sistema, pero el sistema es una chapuza, se nota en su gran despilfarro de cualquier cosa que podría valer. Para contrarrestarlo, podría servir no tirar cosas útiles a la basura (productos o sentimientos). Detrás está la locura de querer ordenar el mundo, por miedo al caos. Ese intento de ordenar produce un desperdicio en nombre de un futuro ordenado que nunca llega. Intentar ordenar el mundo desde arriba es algo demencial. Tendríamos que empezar a reírnos del sistema y su supuesta coherencia. El miedo es la base de ese “orden”. Pero deshacernos de ese orden es un ahorro tremendo de fuerzas creativas. Hay que confiar en que desde abajo se deteriore ese poder. Hay que desenmascarar esas mentiras del poder para que nos dejen vivir.

T 5. – Este movimiento plantea un reto esencial: crear tejido social. En esta etapa de desarrollo del capitalismo hay una enorme capacidad de generar opinión. Luchar contra esto es complicado, pues estamos atravesados por su ideología. Al comienzo, el capitalismo necesitaba llevar a los trabajadores a la fábrica, y para ello crea una ideología, la ética del trabajo. En el capitalismo de producción se necesitaban productores, y se crea la familia extensa, con sus redes de solidaridad. El problema surge cuando se pasa a capitalismo de consumo: las máquinas trabajan ahora, y el sistema trata de convencernos de que consumamos (p. ej. los teléfonos móviles), el sistema crea necesidades inexistentes. Se trata pues de generar tejido social, que se crea a través de vínculos. Existen asociaciones, pero no sé de qué manera se podría desarrollar más. El tejido social da fuerza y cohesión. Sin tejido no hay posibilidad de comunicación.

Matiz a T 6. – No entiendo lo de crear tejido social.

T 5. – Por ejemplo, en Valencia Camps ha salido por mayoría absoluta: eso es crear una opinión que fortalece el tejido social. Crear espacios al margen de los medios de comunicación y de manipulación. Antes había asociaciones vecinales que cumplían esa función. Hablo de lugares, espacios donde la gente se reúna para debatir y decidir. Al comienzo de la transición y las elecciones democráticas, los representantes de asociaciones vecinales pasaron a las listas electorales, pero eso tuvo la contrapartida negativa de que se pensó que ya no había necesidad de esas asociaciones, porque ya había representantes en el poder. Ahora es importante recomponer ese tejido.

T 6. – Un inciso: Crear la red social es recrear lo colectivo, volver a crear relaciones. ¿Cuándo nos preocupamos de esas relaciones sociales? Yo critico a los medios como manipuladores.

T 5. – El capitalismo de consumo necesita consumidores, es decir, individuos: la familia nuclear, frágil, sustituye a la extensa. Es un cambio de relación social.

Matiz a T 5. – Familia nuclear y desestructurada, reducida a la pareja.

T 7. – Una cuestión fundamental y que se nos olvida, es el grado de optimismo, realismo o pesimismo sobre nuestras fuerzas concretas y la opinión de la sociedad. Percibo un exceso de triunfalismo. Los que tenemos más de 40 años tenemos experiencia de cosas que van desapareciendo. Es necesario ser realista. Hace falta tener fuerza, que viene de la cantidad y de la calidad. ¿Qué tiene que cambiar en nuestra mentalidad? No puedo vivir una vida que va en contra de los fines que perseguimos. En Leganés somos 200.000 personas, y en la asamblea hay unas 200 personas, un porcentaje muy pequeño, hay que aumentar la cantidad, y la calidad. Propongo algunos actos y conciertos para que aumente la cantidad de gente a favor del 15M. Mi propuesta es que, dado que nos han comido el coco, debemos convertirnos en elementos de comunicación alternativa al sistema. Pensemos en los periódicos gratuitos, impensables hace 10 años, que tienen gran difusión. ¿Por qué no crear una hoja gratuita, breve, y repartirla por todas partes? ¿Por qué no crear una radio pirata libre? ¿O un canal de internet o TV? También actos concretos: en supermercados de barrio, etc. El sistema funciona bien para los que lo han diseñado. El capitalismo quizá no esté agotado (leer “La economía del shock”). El miedo paraliza y los medios intentan convencer a la gente. Crear un medio de comunicación propio del 15 M.
Matiz a T 7. – Existe el periódico del 15M. A nivel individual cada uno puede hacer panfletos en su propia casa y repartirlos donde quiera y pueda, incluidas redes sociales.

T 8 . – No está mal la idea del panfleto. Hay inventos del sistema que pueden ser utilizados: por ejemplo los medios de seducir a otro, que pueden ser usados para fines positivos.

T 9. – El reto ante nosotros es muy grande. Necesitamos mucha creatividad. El ejemplo de la lucha es Gandhi, que consiguió la independencia de India con la no-violencia. Frente a la corrupción, usar la honestidad, frente a la mentira la verdad y la no-violencia frente a la represión.

T 10. – Sobre Gandhi, simplemente preguntar: ¿por qué no eliminó el sistema de castas en India? Esa es una gran violencia que se ejerce dentro de India, país capitalista emergente.

T9. – Yo no defiendo la India actual, pero Gandhi al final de su vida fue contra el sistema de castas. Su figura era respetada por musulmanes y por hindúes.
Matiz a T 9. – Sobre la huelga de hambre: hoy ha muerto un preso que la había llevado y no ha tenido la menor repercusión.

T 10. – El proceso de irnos quitando parcelas de nuestra vida va creciendo: por ejemplo, acampar en el campo. Antes había tierras comunales, ahora es ilegal, porque es propiedad de alguien o del estado. Incluso tener patos o pájaros se ha hecho ilegal. Ya no se puede hacer nada sin la intervención del dinero, del capital o del estado. Sólo se toleran algunas ocupaciones que no suponen riesgo para el sistema. Este sistema es totalitario: nada puede salir de él, sólo rompiéndolo se podría. Televisión, educación, la idea misma de progreso deben ser eliminadas. Se ha de hacer una crítica total ya que el sistema es total. Hay que atacar la idea de propiedad privada, y también a la familia, como uno de los pilares de la sociedad. Todo este proceso de ceder parcelas de poder al estado va creciendo, y el poder nos lo vende como una seguridad, pero es todo lo contrario: dependemos de cosas que escapan a nuestro control. Hay que atacar a los pilares fundamentales del sistema, no ponerles parches.

T 11 . – Se tiende a sacralizar e idealizar la Historia y su discurso. Se idealiza la gran Historia, pero hace falta una teoría crítica sobre ella. También en el caso de Gandhi, pues se quedó corto y ahora India lo paga muy caro con sus grandes desigualdades. Los Pactos de la Moncloa, por ejemplo, también están idealizados, y han traído muchas consecuencias negativas. Al sacralizar la historia caemos en los mismos errores. El grupo Prisa, por ejemplo, era el grupo de los intelectuales de izquierda, que idealizó luego la Transición, etc. Mundo Obrero sería otro ejemplo, o L’Humanité en Mayo del 68. Lo importante es articular el discurso en las asambleas crearlo colectivamente. No podemos ser únicamente consumidores de teoría ideológica o histórica. Existe también Radio Ágora, como medio alternativo, pero eso no garantiza que el discurso allí articulado sea eficaz. Nosotros mismos debemos ser nuestra propia conciencia crítica, y debe fomentarse desde las asambleas y las redes sociales, que son de gran importancia. Se trata de crear relaciones humanas directas o por otras vías.
Matiz a T 11. –Hablamos todos con unas certezas y una rotundidad perfectas. Quizá es mejor fomentar un espíritu más abierto y tolerante. Los demás también nos enriquecen. Todos tenemos ideas sobre Gandhi y la Historia. Un observador ajeno podría pensar que esta asamblea es un grupo de autoayuda. El asunto es qué hacemos en nuestra vida cotidiana para cambiar el sistema. Yo he hecho una propuesta concreta y espero otras.
Matiz al matiz a T 11.- Ya se han dado propuestas en otras reuniones: bancos de tiempo, huertas comunes, comidas populares, intercambio de ropa, etc. Las propuestas enriquecen, sin duda.
Matiz al anterior: Se trata de un debate, no de una asamblea normal de PLP.

T 12 .- Hace muchos que existen periódicos, revistas y radios alternativas (radio ELA en Lavapiés, por ejemplo, Diagonal, etc.). En el 15M no parece haber unidad como para crear un medio único. El tema de los consensos: quien quiera hacer algo, que lo haga, no son necesarios consensos. Es más importante lo que se hace que lo que se consensua.

T 13. – Diferencia con los intelectuales profesionales: ellos piensan pero no actúan, nosotros actuamos y pensamos. Frente al tejido social, hay un gran tejido en el movimiento ocupa, en centros ocupados autogestionados. Crean espacios de ocio a muy bajo costo, y no son lucrativos, sino que se destinan a causas sociales. Hay mucho trabajo que hacer al respecto de estos grupos. Sobre los inventos maléficos usados para buenos fines: casi todos se crean con fines nobles, pero son reutilizados perversamente por el sistema. La investigación es usada no obstante para los fines del capitalismo. Hay que ser muy críticos con la Historia, que es escrita generalmente por los vencedores. Junto a Gandhi había movimientos de trabajadores activos y saboteadores. O por ejemplo, Martin Luther King, cabeza de un movimiento que tenía detrás luchas más clandestinas y menos mediáticas. Distinguir propiedad privada de propiedad personal, aunque eso sería tema de otro debate.

T 14. – Vengo de Asturias, y me gustaría hablar del sistema y de cómo cambiarlo. Vivimos en la época del consumismo, el sistema se basa en el crecimiento de la población. Si la población no aumentara, el sistema no funcionaría. En mi ciudad se va perdiendo población, y el sistema no funciona. Las grandes empresas son las únicas que funcionan. Los servicios públicos se han privatizado, las aceras se cuidan diariamente, pero eso no sirve para nada, porque no hay tiempo para pasear por ellas. Mi propuesta: que las mercancías sean más duraderas. Por ejemplo, los coches, que sean construidos para que duren y podríamos repartir el tiempo remanente. Cada uno podría tener su propia casa autoalimentada. El ser humano no ha de trabajar sólo para las máquinas. Esta teoría se llama del decrecimiento, es muy conocida.

Matiz a T 14. – El caso de Asturias es especialmente sangrante: enfermos de silicosis, de alcoholismo…El caso de Avilés es vergonzoso. Han construido un engendro de ciudad, sin soluciones.

T 15. – El monopolio de la información por parte del sistema: para que haya tejido social tiene que haber un espacio. Se habla de redes sociales  e internet, pero no son espacios físicos vitales. ¿Cómo hacer para crear ese tejido, en sitios como Madrid u otras ciudades? Hay que enfrentarse al urbanismo para ello. Se puede liberar (okupar) un edificio, pero eso no libeera el espacio cotidiano público. ¿Qué hacemos con la ciudad?

Matiz a T 15. – Con una mayor implicación de los barrios y de la gente en los centros okupas se ganaría mucho. Falta que la gente se atreva, se implique y lo vea como algo suyo. Crear espacios para la gente: bibliotecas, locales de ensayo, centros de reunión, cafeterías…

T 15. – Estoy de acuerdo, pero el desarrollo vital de la gente no pasa por okupas. Hay plazas, parques, etc. En una gran ciudad tienes que crear algo más grande que un edificio desalojado u ocupado. ¿Qué hacer para que el tejido social arraigue en el urbanismo de una ciudad?

Matiz a T 15 . – El número de ocupas es limitado, por eso no crean tejido.
Matiz a T 15 . – Hay que hablar del hermetismo sobre el movimiento ocupa, deben ser más abiertos.
Matiz a T 15 . – El problema se va resolviendo ahora: las ciudades europeas tienen plazas que se van anulando. Ahora tomamos las plazas para reunirnos. Hay que quitar espacios a los coches, abrirlo a las bicis, plantearnos cómo queremos vivir, al margen del movimiento importado de EEUU. Las ordenanzas municipales nos quitan cada vez más libertad. La ciudad es nuestra y propongo la desobediencia civil.

Matiz a T 15. – Acabamos viviendo mirándonos el ombligo. El problema real es que el movimiento okupa tiene una imagen complicada en lo público. Son grupos marginales, etc. Se ofrece una imagen muy confusa y complicada, hay desinformación. Sobre las redes sociales: el urbanismo, en efecto, determina el espacio, internet también (reclusión en casa). Quizá haya que ir a asociaciones vecinales y juveniles. Hay que crear espacios más allá de afinidades ideológicas.

T 16. – Quiero hacer hincapié en cómo vivimos, presas del miedo, aunque ahora esto haya cambiado un poco. Padecemos estructuras de dominación que lo permean todo. Paternalismo del Estado. Ese miedo permite estructuras de dominación cada vez más grandes. ¿Cómo romper ese miedo? Somos una minoría, pero hemos de fomentar romper el miedo. La base está en familia, pareja, relación con el capital, y estado, etc. La acción más directa (asamblea en las plazas) trae una democracia directa, que atrae a la gente. Soy partidario de ir al fundamento y a la raíz, ser radical. Reformismo y radicalidad parecen ir juntos ahora, unos hacen tiempo a otros para ese cambio radical. El debate, la asamblea, la acampada, van creando una conciencia más radical y con menos miedo a actuar en lo público y cambiar la sociedad, con un gran novel de desobediencia civil La gente se ha solidarizado con el discurso radical. Es importante salir del ghetto, y fomentar el diálogo con la mayoría de la sociedad. El tema del derecho: tenemos derecho a esto y a lo otro, el estado lo reparte, yo lo pongo en duda. No tenemos derecho, lo podemos hacer, podemos  hacer lo que queramos, es hora de repensar familia, trabajo, estado.

T 17. – Estoy a favor de las acciones directas. Pero si el 15M no se formaliza de alguna manera, quedará sólo una guerra, que no creo que ganemos, porque somos pocos. Las leyes están hechas por el poder y los vencedores. ¿Cómo se cambia una ley si no es desde dentro del sistema? Sólo mediante una guerra. Se necesita cambiar el sistema desde dentro. Se necesita el poder legal para exigir. Si hubiera una presión continua, se cambiarían leyes y derechos, la policía ya da palos en desahucios y eso puede acabar con el movimiento.

T 18. – Retomo una crítica hecha aquí hace meses: Cuando alguien teoriza y no actúa, está esperando el momento de la oportunidad o el desencadenante. Eso me produce disonancia cognitiva: pensar algo y hacer otra cosa. Es normal que los okupas sean endógamos y ghettos, pues traen consigo cárcel, penas, etc. Suponen un riesgo que sólo asume una minoría. En el 15M he notado que muchas proclamas minoritarias de pronto estaban en boca de todos. Este para mí no es un movimiento de base, sino de base de datos. El miserabilismo es tan grande que todos tienen ya una razón para protestar contra este sistema. El hecho de que la gente se plantee y debata estos asuntos ya es importante. El urbanismo es una forma de dominación, yo animaría a la acción directa y concreta. Los okupas están criminalizados, porque atacan directamente al poder, y es una actitud personal. Se trata de que cada uno se mire su disociación cognitiva. El miedo se rompe cuando se comparte, no se puede hablar en la abstracción. Se ha hablado de ilegalidad: si no se rompe la paz social en un sistema, no se incide en que se transforme. ¿Qué estamos dispuestos a hacer cada uno para cambiar las cosas? Para que esto sea real, lo importante es que cada uno realice las acciones que considere conveniente, pero no quedarse en la mera teoría. Seremos tachados de violentos al pasar a la acción, pero la autonomía  (individual y colectiva) es la base de la lucha.

T 19. – Lo interesante sería plantearse ocupar esos medios, pacíficamente quizá, y lanzar ese mensaje, como se ha hecho en otros países, leyendo comunicados, etc., de manera razonada y consciente. Hay que romper el miedo. La no violencia es una estrategia, no un principio director del 15M: somos pacíficos, no pacifistas. ¿Qué va a pasar si decidimos parar desahucios de manera contundente? Hay que incidir en otras cosas, no en repetir constantemente que somos pacifistas. ¿Cómo continuar las asambleas en invierno, p. ej. en Burgos, de donde yo soy?

T 20 .- Es un movimiento muy diverso, y hay que ver con quién nos queremos juntar. El número de gente es lo importante. El número de gente no es importante.

T 21. – Quería hablar de la separación de acción y práctica. Hay acciones que se pueden hacer hablando, por ejemplo hablar contra el miedo. Hay miedo al futuro, al caos, a la guerra, cosas que son como fantasmas, y también el miedo o el asco a lo que sucede cada día (ecología, educación, economía). La paz social es ya una guerra diaria, que se mantiene improvisando fronteras entre la gente. La oposición al sistema nos afecta a todos de alguna manera. Las asambleas son el no a todas las mentiras del poder, no un club ideológico, eso no sería de todos; la razón es común, no individual, las ideas nos oprimen y son las que matan y en nombre de las cuales se mata. Las mentiras se desvanecen y caen hablando sobre ellas, la urgencia de hacer acciones futuras ha sido el fracaso de las revoluciones pasadas.

T 22. – El estado, el capitalismo, etc. tergiversan los conceptos. Se habla de derecho a la vivienda, a la sanidad, etc., pero no son derechos, sino necesidades. Son además derechos formales, huecos. Cuando las necesidades no son satisfechas, es cuando surge la rebelión. El movimiento okupa proclama que la propiedad privada no es absoluta ni universal. Dentro de esa contradicción surge otro tipo de derecho: limitaciones y prohibiciones en la vida diaria. Entonces surge el dilema de qué hacer. Los no violentos criminalizan no sólo al individuo, sino a toda la historia: a los que lucharon por alguna idea, pero legitiman la violencia de ejércitos y del estado. Es necesaria una lucha contra el estado, creando una conciencia crítica sobre estos hechos.

T 23. – Retomando el espacio urbanístico, se habla de que tomamos las plazas. Pero eso no es real, se trataría de eliminar la estructura actual de las ciudades y de centros comerciales. ¿Cómo se desarrolla un tejido social si no hay espacio donde desarrollarlo? Pues tomar la plaza unos días no es suficiente, no se ha hecho casi nada. Se trataría de echar abajo edificios de centros comerciales. Yo no creo que hayamos tomado la ciudad.

T 24. – Sobre la violencia: el camino de la violencia no lleva a nada, yo lo he experimentado a nivel personal. Yo tomé el camino de la no violencia y no me arrepiento. Creo que la violencia es también la violencia económica, sexual, étnica, psicológica, la culpa, etc. Cuando luchamos con la violencia no construimos un mundo solidario ni humano. El salto para construir un mundo nuevo es dar el salto a la no violencia.
Matiz a T 24. – El ser humano es violento y no violento.

T 24. – Se trata de eliminar la violencia y sus vestigios. Hemos creado un rechazo visceral hacia la carne humana, por eso hemos superado el canibalismo. Se trata de dar el salto cualitativo, para proponer otro tipo de sociedad.
Matiz a T 24. – Debemos plantearnos la violencia del estado y la autodefensa. Hay que diferenciar.
Matiz a T 24. – Bajo ciertas circunstancias se han producido casos de antropofagia.

Se interrumpe la asamblea durante 15 minutos para defender a unos inmigrantes de una redada policial racista

T 25. – No debemos buscar la violencia física, estamos en una asamblea y no debemos caer en ello. Usar la violencia es perder las razones. Si uso la violencia física, pierdo mi legitimidad.

T 26 . – Sobre la no violencia: es una estrategia, el movimiento es un gerundio, un hacerse, son pasos colectivos. La cuestión es el tempo a la hora de usar la violencia, quizá sea una gradación progresiva. En Mallorca la policía nos desalojó después de mes y medio. Se decidió que cada uno hiciera lo que quisiera, nos disolvimos y se decidió no resistir. Se hizo un punto de información. Ahora las asambleas decidieron que las cosas de las acampadas pasaran a centros okupas. Habrá que ver por dónde va el tema de la violencia.
Matiz: Olvidarse del término violento a la hora de hacer acciones.

T 26. – El Mallorca ocupa la plaza es un acto ilegal y político. Hay gente que se ha pasado al movimiento okupa, la ocupación se puede extender. El tema es que cuando se colectiviza la acción el miedo se diluye. Las ciudades compactas europeas se pueden ocupar en sus plazas, las de EEUU por ejemplo no.

T 27. – Sobre la violencia: Alguien dijo que se había substituido el tabú del sexo por el de la violencia. La autodefensa es lícita. A diario se utiliza la violencia sobre nosotros. Tenemos que desprendernos de la idea de que la violencia es siempre mala, hablar en abstracto es absurdo. Hay que superar la violencia, pero sólo cuando las estructuras violentas ya no existan. Sobre tomar las plazas, si el circuito comercial sigue, no tiene sentido. En Madrid hay gente que habla ya de “plazas duras”, deshumanizadas, que excluyen el compartir. Eso se ha endurecido mucho en Madrid últimamente. Una forma de acción sería no sólo tomar la plaza sino transformarla: por ejemplo plantar árboles, etc. Eso sería parte del trabajo de demoler la ciudad capitalista. Se trata de un trabajo progresivo. También se pueden rediseñar ciudades para otros usos ajenos al capital.

T 28. – Es importante dar creatividad al espacio público. En Mallorca convertimos en piscina una fuente.

T 29. – Ha surgido cierta ideología del ciudadanismo, que defiende a la clase media, pero ésta no existe como tal. La clase media es un ideal de los políticos. Esto ha servido para que la gente haga un frente común. La violencia es también el anuncio de la mujer como objeto sexual, o los relojes, también cuando se obliga a un agricultor a usar ciertas semillas. Yo creo que para ello el voto debe ser útil, no como ahora. Ni debemos disimular que somos de izquierdas, ni anarquistas, etc., sino actuar cada cual desde su posición. Tendríamos que ser más comprensivos y tolerantes con los demás.

T 30. – Dices no ser anarquista, pero vives una anarquía como es Sol. La ciudad no es para nadie: si quieres orinar, tienes que ir a un bar, no se puede beber porque no hay fuentes públicas…Para los parques, hago la propuesta de Grecia, donde se han conquistado muchas libertades con la lucha, y donde en las plazas públicas no puede entrar la policía, a no ser que se reúna una junta especial del gobierno y decida lo contrario. Otra propuesta es ocupar solares y hacer nuestros parques, diseñados por nosotros.

T 31.- Está el Parque de los Almendros en Suances, en Madrid, que es realmente deleitoso. Allí se riega mal los almendros, y la hoja se pudre. Hemos intentado hablar con responsables y nadie nos hace caso. Debido a una orden de arriba se está matando a los árboles. Las asambleas podrían tratar temas contra la familia, contra la propiedad y contra el estado. Podemos resucitar lo sensible que tenemos.

Matiz a T 31 . – ¿La gente de ese barrio es consciente de ello?

T 32. – Se podrían inutilizar los aspersores para salvar los árboles.

T 33 . – Propuesta: traer una pancarta móvil, ya que la otra la quitaron. Una pancarta que se podría poner y quitar. El lema sería: “Todo el poder para las asambleas”

Matiz a T 33 .- Eso lo decía Lenin, aquí estamos contra el poder, no a favor de él.

T 34. – Propuesta: hablar mañana sobre la policía interna de respeto.

T 35.- No tenemos claro el concepto de violencia, se habla de ello en abstracto.

T 36. – Propuesta de hacer un picnic en Parque de los Almendros el miércoles.

Acabada la asamblea, algunos de sus participantes se acercan al Congreso para apoyar a la gente acampada allí.

Anuncios

Textos colectivos

Archivos

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 149 seguidores

Noticias

RSS Toma los barrios

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.