Actas 8 septiembre de 2011

8 septiembre, 2011 por politicalargoplazoacampadasol

Actas del 8 de septiembre de 2011

Política a largo plazo. Plaza de Pontejos.

 

– Comentarios sobre la manifestación del día anterior (reforma constitucional): sin consignas, inmovilismo, una especie de presencia social para lavar la imagen como sindicatos obreros.

– Se proponen varios temas para orden del día: texto de Chile; partido 20-N; información de Mallorca; transporte, trueque, etc., formas de vida al margen del Estado; varios.

– Problema de las asambleas en invierno. Necesidad de cumplir el horario: empezar más temprano o bien, ser puntuales. Se comenta la necesidad de buscar un sitio a cubierto para el invierno.

– Se comenta que el otoño que entra va a venir marcado por un calendario de movilizaciones intenso. Muchos sectores con problemas.

– Se comenta la necesidad de debatir críticamente sobre la manifestación del día anterior y cuál es el concepto y modo de protesta que se está implantando. También, la necesidad de no dejarse arrastrar del todo por los temas o puntos de movilización que se están generando: sería necesario que PLP fuera a contracorriente en cuanto a las “imposiciones” temáticas externas y que sea la propia asamblea la que debata y decida lo que esta tiene que tratar.

– Unos compañeros de Mallorca informan sobre la Universitat Lliure de la Plaça. Se trata de grupos de autoformación e investigación. Al principio traían gente de fuera, pero ahora trabajan con vistas a la autoformación, con la idea de asambleas autónomas que otorguen poder a la gente. En este mundo que se avecina con tendencias cada vez más totalitarias hay que fomentar las asambleas autónomas: espacios donde se compartan ideas y se generen reflexiones que preparen el momento que viene, a fin de estar estratégicamente preparados. En la Universitat Lliure se utiliza el formato charla y el de asamblea temática. También se mueven talleres de asambleísmo y de horizontalidad asamblearia. (Se recuerda a un compañero que envíe la información que le han mandado los compañeros de Mallorca.) Las asambleas temáticas tratan sobre el poder, el dinero, etc. Se pretende contar con gente que lleve preparada líneas de trabajo, pero que no se convierta en una clase. La intención es promover el debate colectivo: es necesario llegar a la gente y hacerse entender. A largo plazo se considera la creación de grupos de investigación que trabajen en otros parámetros (alimentación, transgénicos), sobre temas más concretos y análisis de la incidencia de determinadas prácticas del capitalismo sobre cuerpos, medio ambiente, etc. No sólo estudios de ciencias sociales, sino también ciencia o psicogeografía.

– Matiz: algunos de estos puntos caben en una asamblea, no es necesario formar grupos de investigación. La asamblea es un punto de origen de investigaciones autónomas.

– Réplica: una cosa es la asamblea como lugar de toma de decisiones políticas y otra la tarea de investigación. Para hacer el trabajo de asamblea es necesario tener una información previa.

– Se recuerda la necesidad de zanjar el texto sobre Chile.

– Propuesta de establecer grupos que trabajen sobre temas y vuelquen los procesos o resultados a la asamblea.

– Matiz: el problema de los grupos aparte es que en muchas ocasiones ralentizan el trabajo.

– Matiz: el problema es colgarlo en google-groups, donde no todo el mundo tiene acceso.

– Se defiende la autonomía de cada uno para trabajarse temas y aportarlos en la asamblea.

– Se abre la discusión sobre el siguiente punto del día: los partidos políticos y, más concretamente, una marca electoral vinculada con las próximas elecciones del 20-N.

– Se señala que los grupos de Trabajo de Economía y Corto Plazo apoyan casi en bloque a IU. Hay una clara tendencia al voto útil y a la llamada a las urnas que va a favorecer a formaciones políticas determinadas y que no hace sino mostrar a las claras lo vacío que se encuentra el horizonte político y social actual.

– El problema de los partidos políticos es el mismo desde los años 20 y las escisiones diversas en el seno de la Tercera Internacional. Los partidos políticos se definen por su programa: o antisistema o administrador del sistema, como hacen la socialdemocracia y partidos como IU: ninguno de ellos se plantea la abolición de la plusvalía o el trabajo asalariado. Sólo pretenden administrar el sistema.

– Matiz: el problema no está en el programa sino en la delegación que está implícita en sus sistemas de funcionamiento: el problema es la delegación en los partidos por parte del pueblo. Ningún partido que funcione por un sistema de delegación es válido, independientemente de su programa.

– La cuestión es la democracia. Los partidos son una parte del problema que es el sistema democrático. Un partido se posiciona sólo como administrador del sistema. Ellos no pueden abolir la plusvalía. Es sólo una cuestión de imagen, de lavado de imagen. La democracia es sólo administración.

– En la Revolución Rusa el problema fue el propio partido bolchevique que había manejado perversamente el estallido revolucionario popular. El problema es estructural. Hay que determinar la estructura estatal y los partidos son la parte más visible de esta. Los partidos son los apaciguadores de la revuelta: actúan como líderes y acallan la revolución. No hay democracia real si hay representación.

– Votar es entregar un cheque en blanco. Hay que mostrar el contraste entre la asamblea y la democracia funcional actual: mostrara  la gente que la asamblea es una manera de frenar el funcionamiento vertical y dirigista de los partidos. La democracia actual no se sostiene sin los medios de comunicación y sus adláteres. La asamblea es una posible opción. Por otra parte, se está pidiendo democracia participativa, no tanto como criticando la democracia como tal. Se está produciendo una tendencia al autoritarismo y a un modelo de “democracia verde” que es una falacia. Había ciudades que ya tenían asambleas antes del 15; (Rivas, Córdoba) y el modelo no se ha mostrado deseable: la democracia participativa es lo mismo.

– El 15M tiene tendencia a eludir el modelo horizontal de cara a integrar estructuras con representantes. Los partidos se estructuran desde las bases en los barrios hasta las organizaciones superiores: el 15M tiende a este modelo de organización y hay que tener cuidado. Hay que organizarse según una estructura diferente, en modos ajenos al Estado.

– Matiz: la distinción entre portavoz y representante no es solo nominal. El portavoz vuelca la información, pero no hay representatividad en su función. La diferencia es real, no nominal.

– La organización no programa. Hay que poner límites claros para que los partidos no puedan establecer determinados parámetros. El anarcosindicalismo de la época de la guerra civil es una fuente de una riqueza inmensa: ¿por qué se le devuelve el poder a los capitalistas en Barcelona en 1936? Cuando se entra a formar parte del Estado todo se corrompe. El problema es la estructura del partido: hay que dotarse de estructura. Todo movimiento necesita una estructura y la historia sirve para explicarnos qué clase de estructuras no son válidas. Se trata de analizar y no repetir errores.

– Una cosa es un partido como facción y otra un partido político: la FAI, Nosotros, Socialismo o Barbarie fueron partidos. Hay que distinguir: una cosa es un partido que pretende desencadenar una revolución asambleísta, no un “partid político” en el sentido habitual del término. Se ha de buscar un modelo de partido que genere poder popular: destruir el poder del Estado e implantar el poder popular.

– Los partidos políticos manejan un esquema intolerable, basado en la idea de que a priori se pueden tomar decisiones sobre cosas que ni siquiera se han planteado ni pensado antes. La cuestión de la profesionalización.

– El Estado es un apéndice del capitalismo. Lo que era un mecanismo de control se ha convertido en una traba. La autogestión funciona cuando se le “deja” funcionar, como ha pasado en enclaves como Kreuzberg en Berlín, cuando no supone un problema real. El modelo de los años 20 citado antes era un modelo a vida o muerte que no se corresponde con el estado actual de las cosas. No podemos generar un espacio libre desde un modelo colaboracionista como el actual. El partido comunista era una organización de autodefensa frente a la violencia política y los sicarios del capital; el sindicato era una caja de resistencia. Eran modelos de confrontación, no de colaboración. El 15 M pretende un centro y crear un “partido del movimiento”: la palabra “movimiento” suena a fascismo posmoderno. La inclusividad es perversión: todo queda subsumido en un “único” movimiento. Es peligrosa esa unicidad.

– El acontecimiento real (si hay) es la precarización.

– Ha habido un trasvase en Alemania del comunismo al ecologismo. El discurso ya empieza con la socialdemocracia y las tendencias hacia el ecosocialismo. La socialdemocracia se sirve del matiz verde para darse una nueva forma, una nueva máscara. Es un desplazamiento de la lucha real, que es obrera. El concepto de crisis está vinculado con la clase obrera, porque realmente ahora hay una acumulación del capital mayor que nunca. El concepto de crisis es una excusa para continuar la acumulación mediante la precarización laboral. El capitalismo utiliza el concepto de crisis en esta dirección. Se hace necesaria una organización revolucionaria que no esté hegemonizada por ningún partido político.

– Es necesaria una crítica al estado como modelo organizativo y al autoritarismo en general. Lo importante es el qué y no el cómo. Hay que añadir la falta de información crítica y el ocultamiento de los medios de comunicación. Es importante la asamblea como modo de garantizar la horizontalidad y lo rotatorio.

– Los liderazgos surgen espontáneamente, hay mecanismos para evitar que surjan estos líderes. Ha venido bien cierto nivel de conflictividad y de crítica abierta para frenar el surgimiento de líderes en el 15M. La cuestión no es liberar espacios, sino liberar la vida. Se están planteando asambleas e institutos y es necesario extender la implicación a los barrios. No se trata de luchar por salarios y mejoras, sino elaborar un modo de educación en la que esta esté en manos de asambleas horizontales que garanticen la participación de todos los interesados en el proceso. Hay que recuperar terreno al Estado: arrebatarle poder. El problema para ello actualmente es la situación en la que se encuentra el tejido social, pero hay que organizarse en esa dirección: para no depender del Estado.

– Acerca del partido verde: su papel es defender una serie de nuevas tecnologías y exportarlas a otros países. En Alemania estuvo vinculado con la crítica de los modelos de explotación natural que se hacían en la Alemania del Este y un modo de colonización del Oeste hacia el Este camuflado de ecologismo y sostenibilidad.

– Las asambleas en “Toma la montaña” han trabajado por hacer visibles una serie de catástrofes naturales: desaparición de acuíferos, dinamitación de montañas, extinción de flora y fauna. Muchas de estas acciones están vinculadas a los grandes grupos empresariales (ACS).

– Se propone orden del día para la siguiente asamblea: solución del texto de Chile; huelga de institutos; asamblea conjunta con los compañeros de la sierra de Madrid. Suena A las barricadas y la asamblea se disuelve.

Anuncios

Textos colectivos

Archivos

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 149 seguidores

Noticias

RSS #Acampadasol

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Toma los barrios

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.